En Tingambato, el apóstol Santiago es festejado de manera especial, el 25 de julio, pero también en la siguiente semana, precisamente en la Octava de la fiesta. Esta festividad, dedicada al llamado “apóstol de la fe” junto con la conmemoración del 14 de enero, día en el que se recuerda al Santo Cristo Redentor, así como las celebraciones dedicadas al Niño Jesús, es una de las más importantes de la región, ya que reúne a las familias e hijos asuntes, además de un sin número de personas de varios pueblos cercanos que acuden en peregrinación hasta el lugar.

La comunidad parroquial de Tingambato, por medio de los comisionados, organizó una solemne novena de preparación. La celebración del 25 fue antecedida por 9 días, durante los cueles se desarrollaron diversas actividades religiosas, entre las cuales destacaron los rosarios, las misas y las procesiones, en las que participaron los 4 barrios que conforman el poblado, junto con las diversas asociaciones y movimientos parroquiales, las capillas, comunidades y rancherías que integran esta demarcación eclesiástica.

Las actividades religiosas fueron atendidas en todo momento por el Sr. Cura José Alejandro Islas Blanco; las del día 25 comenzaron muy temprano, con las tradicionales mañanitas; después del mediodía, la comunidad parroquial recibió la visita de Mons. Javier Navarro Rodríguez, Obispo Titular de Zamora, quien presidió una misa solemne, al medio día, en medio de una nutrida participación de fieles, especialmente de la comunidad parroquial, así como de un numeroso grupo de ministros laicos, entre ellos un grupo de monaguillos, lectores y ministros de la Comunión, quienes participan activamente en las diversas celebraciones eucarísticas.  

En su mensaje central, nuestro Pastor diocesano hizo referencia a la vocación cristiana que se basa en el servicio de los que se consagran a servir a una comunidad y que se unen a través de la Eucaristía, centro de la vida cristiana, como lo hizo fielmente el apóstol Santiago, a través de su martirio glorioso. Esta celebración, como en otras ocasiones, se prolongó hasta el lunes 1de agosto, con la fiesta de la Octava en honor a Santo Santiago.

Como de costumbre, el día 25 y el de la Octava, la festividad continúo durante toda la tarde, entre danzas y música de banda, al igual que la quema de cientos de cohetones, en honor del apóstol Santiago, así como con una solemne procesión con la imagen peregrina. Finalmente, en la Octava, se llevó a cabo, al medio día, una solemne misa de acción de gracias por la fiesta 2022, presidida por el Pbro. Sergio del Río Salcedo, Vicerrector del Seminario Menor, en Uruapan, a quien acompañó el párroco del lugar. Cabe mencionar, que, durante los días de fiesta, se tuvo la presentación de la tradicional danza de moros, tanto de niños como de jóvenes y adultos, quienes lucen elegante vestimenta, compuesta por turbantes, plumas, capas, camisas y pantalones holgados, así como colores muy llamativos, alusivos al apóstol Santo Santiago, fieles a las costumbres y tradiciones de Tingambato. ¡Enhorabuena!