En esta ocasión detenemos nuestro recorrido en Uruapan, donde en días pasados se llevó a cabo el XII Festival de Coros de la Parroquia de la Sagrada Familia, evento único en su género en la Iglesia diocesana de Zamora. Dicho festival es organizado por la Escolanía de Infantes de la Sagrada Familia, con el apoyo de los sacerdotes, profesores y padres de familia. Esta vez se realizó del jueves 28 al domingo 31 de julio del 2022.

La serie de conciertos tuvo como sede principal, el templo parroquial de la Sagrada Familia; además, por tercera vez se llevaron a cabo 3 extensiones: en la Catedral Metropolitana de Morelia, en el templo parroquial de San Pedro apóstol, en Paracho, y en el templo de la Inmaculada Concepción, en Uruapan. Cabe señalar que desde hace 14 años se ha llevado a cabo este gran festival musical, fundado por el Mtro. Christian Jesús Cortés Adame, quien actualmente es organista en la Catedral Metropolitana de Guadalajara.

La música en la Iglesia

De acuerdo con el Magisterio de la Iglesia Católica, "la tradición musical de la Iglesia Universal constituye un tesoro de valor inestimable, que sobresale entre las demás expresiones artísticas, principalmente porque el canto sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria o integral de la liturgia solemne…” (Sacrosantum Concilium, 112). 

El Catecismo de la Iglesia Católica, en su numeral 1156, dice: “La composición y el canto de salmos inspirados, que con frecuencia son acompañados de instrumentos musicales, estaban ya estrechamente ligados a las celebraciones litúrgicas de la Antigua Alianza. La Iglesia continúa y desarrolla esta tradición para que juntos reciten salmos, himnos y cánticos inspirados; canten con sus corazones al Señor".

Los participantes 2022

Como en ocasiones anteriores, este festival de coros contó con la asesoría principal del párroco del lugar, el R. P. Serafín Peñarán Zepeda, MSF, bajo la dirección de su profesor y director musical, el Mtro. Josué López Valerio; en todas las actividades del festival, los participantes, maestros y directores destacaron que el arte musical es la expresión más sublime y profunda que el hombre ha utilizado para narrar, contar y cantar los diversos acontecimientos que se anidan en su alma, siendo el medio a través del cual los grandes creadores y compositores han contribuido a la exaltación de los actos más sobresalientes de la Liturgia cristiana.

Los coros participantes en la edición 2022, fueron: la Escuela de Música “Higinio Ruvalcaba”, de Yahualica; los Juniores de la Catedral Metropolitana de Guadalajara; la Coral Femenil del Centro de Artes de Uruapan; la Coral “Entre Amigos”, de Monterrey; la Coral Nova y la Escolanía del Señor de la Misericordia, de Tepatitlán; el Ensamble “Lux Aeterna”, de Guadalajara; el grupo de Instrumentistas del Estado de Michoacán; la Orquesta Infantil y Juvenil de Uruapan, y la Escolanía de Infantes de la Sagrada Familia de Uruapan.

En la serie de conciertos, los asistentes pudieron disfrutar, durante los 3 días, de un sin número de melodías y canciones de diversos géneros, desde la música sacra y la clásica hasta la popular y regional.

La clausura y misa de acción de gracias

Durante el festival hubo momentos de convivencia entre los niños, jóvenes y adultos de los diferentes coros invitados, que compartieron anécdotas y experiencias en el ministerio del canto. Finalmente, la solemne misa de clausura se realizó el domingo 31 de julio, al medio día, en el domo del templo parroquial de la Sagrada Familia, presidida por el R. P. Tomás Mendoza Hernández, MSF, Párroco de Jucutacato; en la ceremonia participó la mayoría de los coros asistentes al encuentro, conformando el denominado Macro Coro del Festival, quienes solemnizaron la celebración eucarística. En la homilía, el Sr. Cura Mendoza Hernández hizo alusión a este ministerio en la Iglesia, resaltando que la música en las celebraciones litúrgicas ha de preservarse y difundirse como un testimonio de fidelidad y amor a Cristo; cabe resaltar que hace más de una década, el R. P. Mendoza Hernández fundó el coro de la Escolanía de Infantes de la Sagrada Familia de Uruapan.

Finalmente, después de la celebración eucarística, hubo con una gran convivencia y comida para todos los coros. ¡Felicidades a todos los participantes, organizadores y patrocinadores!