Por: José Antonio Villanueva

En Uruapan, el martes 22 de noviembre, fue festejada, con fe y alegría, Santa Cecilia, quien desde el siglo II es la patrona de los músicos y filarmónicos del mundo; en la Perla del Cupatitzio, la celebración se llevó a cabo en el centro de la ciudad, así como en la capilla dedicada a la santa virgen y mártir, que se localiza en las faldas del cerro La Charanda, en el corazón de la colonia Buenos Aires, perteneciente a la Parroquia de San Francisco.

En el centro de la ciudad

Para el festejo en el Centro, los músicos y filarmónicos de la Sección 29 de Uruapan prepararon un programa religioso-cultural, los días 21 y 22 de noviembre. En la víspera de la fiesta se llevó a cabo una solemne procesión, por toda la ciudad, con la imagen de Santa Cecilia, llevada hasta el templo parroquial de San Francisco, donde fue colocada en un sitio especial y arreglada con muchas flores.  De acuerdo con la tradición, el día de la fiesta, muy temprano, fueron entonadas las mañanitas a Santa Cecilia, por toda la ciudad, con un gran recorrido musical en el que participaron diversas agrupaciones, pasando por varios templos parroquiales: Cristo Rey, Nuestra Señora de Guadalupe y San Francisco, así como varios templos y capillas: La Inmaculada, San Miguel y Santa Cecilia, donde culminó el recorrido con una alborada musical.

Como parte central de la festividad, la misa principal se llevó a cabo, a las 5 de la tarde, en el centro de la ciudad, presidida por el Pbro. Gerardo Negrete Morales, quien en la homilía resaltó algunos datos importantes sobre la vida de Santa Cecilia, una mujer consagrada a Dios; la celebración eucarística fue solemnizada con la participación de un mariachi, además de varias orquestas, asociaciones y agrupaciones musicales conformadas por jóvenes y adultos. Posteriormente se llevó a cabo el tradicional festival artístico-musical, en la pérgola municipal, en el cual un sin número de personas disfrutaron de la audición musical de diversas agrupaciones de la región de Uruapan, exponentes de diversos géneros musicales, principalmente de banda, norteño y mariachi, cuya presentación fue rubricada por la quema espectacular de fuegos artificiales con figuras e instrumentos musicales y como remate una imagen de Santa Cecilia.

En su capilla

También en la comunidad de la capilla de Santa Cecilia se organizaron diversas actividades religiosas y culturales; la celebración fue antecedida por 9 días de preparación, a base de misas, rosarios y confesiones. Hubo una serie de pláticas pre-sacramentales para los papás y padrinos de los niños que se prepararon con un emotivo “Encuentro con Jesús”, para recibir el Sacramento de la Eucaristía. El día de la fiesta, además de las tradicionales mañanitas a la santa patrona de los músicos, por la mañana hubo una misa de primeras comuniones, presidida por el Sr. Cura Silvestre Aguilar Pérez, y a las 7 de la noche, la solemne misa de función. La celebración culminó con una gran verbena popular y la tradicional quema de juegos pirotécnicos. ¡Santa Cecilia, ruega por nosotros!