Es novedad del Código de Derecho Canónico de 1983 la relación de los derechos y deberes del fiel. Se debe recordar, aunque sea someramente, que en el proceso de renovación de la legislación canónica avanzaban simultáneamente tres normas: los dos Códigos -el latino y el oriental- y la Lex Ecclesiae Fundamentalis, la Ley Fundamental de la Iglesia, en la que se debían incluir las normas jurídicas de carácter constitucional comunes a toda la Iglesia, occidental y oriental. Este último proyecto no culminó; por ello, en los últimos momentos sus preceptos se debieron introducir en los dos Códigos, para no producir clamorosas lagunas legales. Entre estas normas están los cánones dedicados a los derechos fundamentales de los fieles. Se encuentran en los cánones 208 al 223 del Código de Derecho Canónico de 1983, para la Iglesia latina, y en los cánones 11 al 26 del Código de los Cánones de las Iglesias Orientales, para los fieles católicos de rito oriental.

Ofrecemos aquí una relación, aunque sea sucinta, de los derechos y deberes de los fieles. Pero antes se hace necesario precisar el concepto de fiel. En la Iglesia Católica se llama fiel al bautizado. Toda persona, por el hecho de ser bautizada, tiene la condición de fiel:

Canon 204 § 1: Son fieles cristianos quienes, incorporados a Cristo por el bautismo, se integran en el pueblo de Dios, y hechos partícipes a su modo por esta razón de la función sacerdotal, profética y real de Cristo, cada una según su propia condición, son llamados a desempeñar la misión que Dios encomendó cumplir a la Iglesia en el mundo.

Aquí se verán los derechos y deberes de los fieles: son derechos y deberes, por lo tanto, de todo católico, laico, sacerdote o religioso. Se ha querido ofrecer la relación de derechos y deberes de los fieles, lo que podríamos denominar la carta de derechos del fiel bautizado, transcribiendo los cánones correspondientes. Se pueden hacer varias divisiones de los derechos y deberes. Para facilitar la consulta, en este artículo se han agrupado adoptando una división que se refiere a la condición de la Iglesia. La numeración se refiere al Código latino. En el Código de los Cánones de las Iglesias Orientales los cánones están redactados de modo similar.

Derechos y deberes relativos al fin de la Iglesia (derivados de la condición de bautizados de los fieles)

Canon 209 § 1: Los fieles están obligados a observar siempre la comunión con la Iglesia, incluso en su modo de obrar.

  • 2: Cumplan con gran diligencia los deberes que tienen tanto respecto a la Iglesia universal como en relación con la Iglesia particular a la que pertenecen, según las prescripciones del derecho.

Canon 210: Todos los fieles deben esforzarse, según su propia condición, por llevar una vida santa, así como por incrementar la Iglesia y promover su continua santificación.

Canon 213: Los fieles tienen derecho a recibir de los Pastores sagrados la ayuda de los bienes espirituales de la Iglesia, principalmente la palabra de Dios y los Sacramentos.

Canon 214: Los fieles tienen derecho a tributar culto a Dios según las normas del propio rito aprobado por los legítimos Pastores de la Iglesia, y a practicar su propia forma de vida espiritual, siempre que sea conforme con la doctrina de la Iglesia.

Canon 219: En la elección del estado de vida, todos los fieles tienen derecho a ser inmunes de cualquier coacción.