La Basílica de Santa Cecilia en Trastevere, Roma, fue testigo de un acontecimiento muy especial: la consagración de 3 mujeres viudas al 'Ordo Viduarum' (Orden de las Viudas), una forma de Vida Consagrada instituida en la Diócesis de Roma en el 2013 y que año con año ha crecido en el número de solicitudes. El evento ocurrió en una fecha igualmente especial: 29 de diciembre del 2019, cuando la Iglesia conmemoró la fiesta de la Sagrada Familia. Así, Angela Michesi, de 78 años; María Rosaria Galli, de 61, y Marina Pozzi, de 67, tras vivir la pérdida de sus esposos, ahora han decidido convertirse en "esposas" de Jesús, donando su propia vida a Cristo y a su Iglesia, con la bendición de Mons. Guerino Di Tora, delegado diocesano para el ‘Ordo Viduarum', quien presidió la ceremonia. Durante la homilía, el prelado dijo: "La viudez no es un tiempo vacío, de soledad y triste introspección, sino de espera, visto con la mirada siempre extendida hacia el glorioso cumplimiento de la vida, en el humilde servicio al Señor. Para una mujer que sabe vivir de este modo, la vejez no es el tiempo del fin, sino en el cual todo toma forma, adquiere la verdadera luz y la existencia asume un nuevo sentido".

Mons. Di Tora explicó que la fidelidad a la vida cristiana, que se vive en la experiencia de ser hijos de Dios, es para las viudas, "fidelidad al matrimonio con el esposo del pasado", que continúa siendo hoy "fidelidad a Dios con la oración y el servicio en la Iglesia". El delegado de la Diócesis de Roma finalizó la homilía señalando que la Iglesia bendice a las nuevas mujeres consagradas, confiándoles "un ministerio que se ofrece al Señor y se expresa en servicio, oración y escucha de la Palabra".

El Orden de las Viudas no es algo nuevo dentro de la Iglesia, puesto que hay referencias de mujeres en tal estado, en el Nuevo Testamento y en los escritos de san Agustín. Su presencia se remonta a los tiempos apostólicos. En Roma, el 'Ordo Viudarum' existe desde diciembre del 2013, cuando de manos de Mons. Di Tora, 8 mujeres se convirtieron en las primeras viudas consagradas de la Diócesis. Esta Orden está formada por viudas que de manera libre, definitiva y con la intención de permanecer para siempre en la condición de viudas, deciden, mediante la consagración a través del Rito Litúrgico de Bendición, adherirse a una forma, para vivir más profundamente la propia consagración bautismal y la Confirmación, así como la esponsalidad propia del matrimonio, adquiriendo una identidad dentro de la Iglesia.

El Santo Papa Juan Pablo II, en la Exhortación Apostólica Postsinodal ‘Vita Consecrata', explicó el significado y razón de esta Orden, de la siguiente manera: "Hoy vuelve a practicarse la consagración de las viudas, que se remonta a los tiempos apostólicos, así como la de los viudos. Estas personas, mediante el voto de castidad perpetua, como signo del Reino de Dios, consagran su condición para dedicarse a la oración y al servicio de la Iglesia".

Tomado de “Gaudium Press”.

Avisos

Jornada de promoción vocacional, en Cotija, del 20 al 24 de enero, y convivencia vocacional para adolescentes y jóvenes, en la parroquia de Pareo el próximo sábado 25. ¡Les esperamos!