Corpus Christi en la Diócesis

Corpus Christi en la Diócesis

El Jueves de Corpus es uno de los 4 días de precepto para los cristianos católicos de México:...

Nuevo Señor Cura en La Purísima de Yurécuaro

Nuevo Señor Cura en La Purísima de Yurécuaro

P. Gabino Ordaz Murillo El pasado 4 de junio, el P. Gabino Ordaz Murillo tomó posesión como...

Festividad al Sagrado Corazón, en Sahuayo

Festividad al Sagrado Corazón, en Sahuayo

Con un novenario que contó con la participación de los grupos parroquiales y escuelas de la...

Escuela de Formación Integral 2018

Escuela de Formación Integral 2018

¿Qué pasa con los jóvenes que no quieren venir al grupo ni a Misa? ¿Eres coordinador de un grupo...

  • Corpus Christi en la Diócesis

    Corpus Christi en la Diócesis

  • Nuevo Señor Cura en La Purísima de Yurécuaro

    Nuevo Señor Cura en La Purísima de Yurécuaro

  • Festividad al Sagrado Corazón, en Sahuayo

    Festividad al Sagrado Corazón, en Sahuayo

  • Escuela de Formación Integral 2018

    Escuela de Formación Integral 2018

|

Voz del Papa

 Quienes se lavan las manos con la esclavitud son también cómplices

 

En un video mensaje a los participantes del II Foro Internacional sobre la esclavitud moderna que se celebra del 5 al 8 de mayo en el Patriarcado Ecuménico de Buenos Aires (Argentina), el Papa Francisco aseguró que “la esclavitud no es algo de otros tiempos” y pidió soluciones que acaben con esta lacra ante la que nadie “se puede lavar las manos”

Leer mas
Editorial

Reactivada nuestra Página Web Diocesana Los medios de comunicación han dejado de ser simples herramientas para interlocutar, ya lo dijo Mons. Claudio Celli, Presidente del Pontificio Consejo de Medios de Comunicación, se han convertido en una “dimensión existencial”.

Learn more
Lecturas del Domingo X ciclo b

PRIMERA LECTURA  

Lectura del libro del Génesis 3, 9-15

Después que Adán comió del árbol, el Señor llamó al hombre:

—«¿Dónde estás?».

Él contestó:

—«Oí tu ruido en el jardín, me dio miedo, porque estaba desnudo, y me escondí».

El Señor le replicó:

—«Quién te informó de que estabas desnudo? ¿Es que has comido del árbol del que te prohibí comer?».

Adán respondió:

—«La mujer que me diste como compañera me ofreció del fruto, y comí».

El Señor dijo a la mujer:

—«¿Qué es lo que has hecho?».

Ella respondió:

—«La serpiente me engaño, y comí».

El Señor Dios dijo a la serpiente:

—«Por haber hecho eso, serás maldita

entre todo el ganado y todas las fieras del campo;

te arrastrarás sobre el vientre y comerás polvo

toda tu vida;

establezco hostilidades entre ti y la mujer,

entre tu estirpe y la suya;

ella te herirá en la cabeza

cuando tú la hieras en el talón»

 

Palabra de Dios.

 

Salmo responsorial: Salmo 129, 1-2. 3-4. 5-6. 7-8 (R.: 7bc)

R. Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.

 

Desde lo hondo a ti grito, Señor;

Señor, escucha mi voz;

estén tus oídos atentos

a la voz de mi súplica. R.

 

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,

¿quién podrá resistir?

Pero de ti procede el perdón,

y así infundes respeto. R.

 

Mi alma espera en el Señor,

espera en su palabra;

mi alma aguarda al Señor,

más que el centinela a la aurora. R.

 

Aguarde Israel al Señor,

como el centinela la aurora;

porque del Señor viene la misericordia,

la redención copiosa;

y él redimirá a Israel

de todos sus delitos. R.

 

 

 

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios 4, 13—5, 1

Hermanos:

Teniendo el mismo espíritu de fe, según lo que está escrito: «Creí, por eso hablé», también nosotros creemos y por eso hablamos; sabiendo que quien resucitó al Señor Jesús también con Jesús nos resucitará y nos hará estar con vosotros.

Todo es para vuestro bien.

Cuantos más reciban la gracia, mayor será el agradecimiento, para gloria de Dios.

Por eso, no nos desanimamos. Aunque nuestro hombre exterior se vaya deshaciendo, nuestro interior se renueva día a día.

Y una tribulación pasajera y liviana produce un inmenso e incalculable tesoro de gloria.

No nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve.

Lo que se ve es transitorio; lo que no se ve es eterno.

Es cosa que ya sabemos: Si se destruye este nuestro tabernáculo terreno, tenemos un sólido edificio construido por Dios, una casa que no ha sido levantada por mano del hombre y que tiene una duración eterna en los cielos.

Palabra de Dios.

 

EVANGELIO

2 cruzLectura del santo evangelio según san Marcos 3, 20-35

En aquel tiempo, Jesús fue a casa con sus discípulos y se juntó de nuevo tanta gente que no los dejaban ni comer.

Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales.

También los escribas que habían bajado de Jerusalén decían:

—«Tiene dentro a Belzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios».

Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas:

—«¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra sí mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa.

Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre».

Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

Llegaron su madre y sus hermanos y desde fuera lo mandaron llamar.

La gente que tenía sentada alrededor le dijo:

—«Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan».

Les contestó:

—«¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?».

Y, paseando la mirada por el corro, dijo:

—«Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre».

Palabra del Señor.

 

EN UNA COMUNIDAD DIVIDIDA TODO PUEDE PASAR

El liderazgo que Jesús manifestó en su vida pública extrañaba a sus amigos (su familia) y a sus enemigos (los escribas). Aquel campesino de Nazareth de repente comienza a tomar tal fama que le cuestionan la sabiduría de sus palabras, no ha hecho estudios especiales, viene de Galilea de los Paganos, se presenta con una gran autoridad, tanto que los mismos parientes piensan que se ha vuelto loco. Quizá acuden a él para llevárselo y librarlo del linchamiento; o quizá era para salvar ellos su propia fama de apellido, para que el pueblo no los critique a causa de Jesús.

Los escribas, quienes sentían contar con el derecho exclusivo de la predicación y puerta única de acceso a Dios, para acabar con Jesús señalan que “está poseído por Satanás”. Jesús reacciona ante tal acusación y nos da una enseñanza cargada de realismo: “UN REINO DIVIDIDO VA A LA RUINA”. Se puede estirar esta enseñanza partiendo de la persona, del corazón humano: Jesús ha hablado del corazón dividido, de ese corazón que pretende servir a dos amos: “amará a uno y traicionará a otro”, esa situación en el corazón humano se vuelve desastrosa para la persona porque el corazón tiende irse a lo más cómodo, y no necesariamente a lo más conveniente; a lo cómodo que se vuelve camino ancho que conduce a la perdición; lo cómodo que no le importa mentir, engañar o traicionar y como reacción surge la soledad.

Cuando hablamos de un corazón dividido, podemos referirnos también a las dudas en la conciencia, podemos usar las palabras de San Pablo, para entender esta situación que muchos hemos vivido: “no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero”. Sin embargo, lo que sucede en el corazón de cada uno de nosotros, sólo nosotros lo sabemos, por lo sagrado de nuestra conciencia, donde “la voz de Dios resuena” y sólo Él y yo sabemos a qué se refiere.

Jesús habla de “una familia dividida, la cual no puede subsistir. La familia es el santuario de la vida, la Iglesia doméstica, la célula de la sociedad, escuela de valores. ¿Qué pasa cuando la mamá quiere inculcar unos valores a los hijos y el papá jala para el lado contrario? Por ejemplo, cuando la mamá invita a sus hijos pequeños a misa y el papá, quien presume de ser “ateo”, sólo por llevar la contraria a la esposa le dice al hijo: “no te crea, hijo, quédate conmigo y te compro una golosina”. El niño no sabe juzgar, no tiene edad para discernir, la mamá se llena de coraje y se resigna a que el hijo se quede. Con el tiempo, el daño es para el hijo. Esto por no contar otras situaciones dolorosas: pleitos por herencias, distanciamiento por malos entendidos… Toda familia dividida va a la ruina.

En una comunidad dividida hay vacío de autoridad, lo que unos siembran, otros, sólo por llevar la contraria, arrancan. Las campañas políticas, en algunas comunidades apasionadas son un magnífico ejemplo. En una comunidad dividida surgen las intrigas y las traiciones, los chismes y mitotes, los falsos y las mentiras. En una comunidad dividida entran los vicios y el crimen organizado. Recordemos cómo Jesús, en la llamada “oración sacerdotal” (Jn 17), se dirige al Padre pidiendo unidad para los suyos: “Padre, que sean uno, como Tú y Yo somos uno”. Una familia unida es solidaria con sus miembros, una comunidad unida dialoga para el bien de todos, en donde hay unidad está Dios, no falta nada y el demonio huye.

 

La unidad se vuelve un reto para todos los sectores: el pacto de civilidad para los distintos candidatos; la unidad en criterios eclesiales para nuestras parroquias, la unidad solidaria entre los sacerdotes, la unidad en nuestros pueblos, donde se vibre con un solo corazón, mirando el mismo horizonte y cerrándole el paso al crimen organizado que implantándose con miedo destruye todo lo que encuentra a su paso. Animo.

 

Circulares y comunicados

 

 

Learn more

Noticias Recientes

Multimedia

Comisiones Diocesanas